El Ayuntamiento aprueba la nueva sociedad Turismo LPA Las Palmas de Gran Canaria

La sociedad municipal Hotel Santa Catalina amplía sus funciones, asume la gestión turística de la ciudad e incorpora a la misma los recursos obtenidos con el hotel y el Pueblo Canario

Pedro Quevedo subraya que el cambio obedece al “reconocimiento de la importancia que ha adquirido el Turismo en Las Palmas de Gran Canaria, y es un elemento de racionalización y potenciación de su gestión”

Las Palmas de Gran Canaria, jueves 30 de diciembre de 2021.- El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha aprobado hoy el impulso a la nueva sociedad Turismo LPA Las Palmas de Gran Canaria, desde donde se gestionará la promoción turística de la ciudad en adelante. Esta labor la venían desarrollando hasta la fecha la Concejalía de Turismo y la Sociedad de Promoción de Las Palmas de Gran Canaria: el acuerdo aprobado modifica los estatutos de esta última, y asume como medio propio municipal la sociedad municipal Hotel Santa Catalina, que asume a su vez los recursos y las funciones de Turismo y cambia su nombre.

El concejal del área, Pedro Quevedo, y también presidente del consejo de administración Hotel Santa Catalina, Sociedad Anónima, ha recalcado que el cambio obedece a dos cuestiones “fundamentales”. Esto es, por un lado, “el reconocimiento real de la importancia que tiene hoy el Turismo en Las Palmas de Gran Canaria, después de unos años en los que la ciudad ha alcanzado un posicionamiento histórico como destino urbano singular dentro de Canarias, con sus propias características y atractivos”. Y, por otro, añadió Quevedo, a “racionalizar la gestión de Turismo. La nueva sociedad, tal como queda, es en efecto un elemento de racionalización y potenciación del área”.

El concejal añadió en este punto que “con los recursos que ha pasado a gestionar la sociedad Santa Catalina, tras la adjudicación del Hotel y del Bodegón del Pueblo Canario, y el gran trabajo que se ha realizado en estos años previos, podemos disponer de más músculo para impulsar nuestra promoción turística. Y esto es importante”.

Modificación de los estatutos

En términos formales, el Pleno procedió a aprobar “la autorización para la consideración como medio propio personificado del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a la Sociedad Municipal Hotel Santa Catalina, S.A. así como la modificación de sus estatutos sociales”. Esta asunción de la sociedad como medio propio es lo que posibilita los cambios en la gestión turística. Y se justifica, entre otros motivos, al cumplir el requisito de ser “una opción más eficiente que la contratación pública” y “sostenible y eficaz, aplicando criterios de rentabilidad económica”. Igualmente, el Pleno también autoriza “la modificación de los estatutos de la Sociedad de Promoción de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria S.A.”.

Ya en septiembre de 2021 el consejo de administración de la sociedad municipal Hotel Santa Catalina aprobó la propuesta de modificación de sus estatutos sociales, para asumir en su objeto social la promoción turística de la ciudad. Algo que hasta el momento se ha venido desarrollando desde la Sociedad de Promoción de Las Palmas de Gran Canaria, que además se ocupa de la gestión de la actividad cultural y del Carnaval.

La sociedad Hotel Santa Catalina había procedido en los últimos años a la adjudicación de la rehabilitación y gestión del histórico Hotel Santa Catalina al grupo Barceló (en 2017, para su reapertura en 2019 como Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel). Y a la gestión del Bodegón del Pueblo Canario (en 2019, a Altamar Hotels & Resorts). El consejo de administración de la sociedad municipal ha considerado que, con ambas acciones, se dota de “recursos económicos de suficiente entidad, que se adicionarán a los que el Ayuntamiento asigna a la Concejalía de Turismo” y que ha estado administrando la Sociedad Municipal de Promoción.

En la propuesta de modificación estatutaria también se propone el nuevo nombre de la sociedad, ahora con mayores competencias, y que es el de Turismo LPA Las Palmas de Gran Canaria. Para completar todo el proceso, la sociedad Santa Catalina ha ido actualizando su estructura administrativa. Un paso previo para un nuevo recorrido que emprende con los mismos recursos humanos de los que disponía hasta ahora.

El objeto social de esta entidad pública será exclusivamente, además de la gestión del hotel y el Pueblo Canario, “la información, gestión y promoción turística de Las Palmas de Gran Canaria”.

Dentro de este leitmotiv esencial, la reforma estatutaria incorpora las labores de “coordinar, gestionar y ejecutar las acciones definidas en el plan operacional de Marketing Turístico de la ciudad”, así como “gestionar el uso responsable de la marca turística de la ciudad [LPA Visit]”, desarrollar campañas turísticas, apoyar al tejido empresarial del sector, gestionar el sistema de inteligencia turística de la ciudad o gestionar los puntos de información turística, entre otras acciones.

Turismo LPA Las Palmas de Gran Canaria S.A. se regirá por sus nuevos estatutos “y en lo no previsto en los mismos, por la legislación que regula las sociedades de capital, la legislación de régimen local que le sea de aplicación y demás disposiciones legales que le sean de aplicación”.

Por otra parte, el acuerdo plenario de este jueves excluye del objeto social de la Sociedad de Promoción de Las Palmas de Gran Canaria “la producción, gestión y difusión de actividades turísticas”, que de otro modo habría quedado como una competencia duplicada en dos entidades municipales diferentes.

Destino urbano singular en Canarias

Hay que observar que el desarrollo del citado Plan de Marketing Turístico ha sido la pauta que ha caracterizado la gestión turística en los últimos años, para posicionar a Las Palmas de Gran Canaria como un destino urbano singular en Canarias, con atractivos adicionales y propios a sumar a los tradicionales de sol y playa. Así, la cultura, la historia de la ciudad, su oferta de ocio, sus espacios naturales como Las Canteras o el Guiniguada, su gastronomía o su condición de ciudad idónea para la práctica deportiva al aire libre durante todo el año han convertido a la capital grancanaria en un destino privilegiado.

Y si bien hasta justo antes de la pandemia la urbe batía todos sus récords históricos (con más de millón y medio de pernoctaciones y 400.000 viajeros alojados al año), “lo principal es que nos hemos posicionado como un destino singular, porque esto no va de contar turistas”, según recalca Pedro Quevedo.

El edil del área subraya que “lo importante ha sido poder hacernos fuertes en un mercado competitivo, tener un perfil de visitante heterogéneo, que puede ir desde lo viajeros alojados hasta los más modernos nómadas digitales, en donde ya somos una referencia desde hace años, y ganarnos un prestigio. Este”, concluyó, “es un magnífico punto de partida para encarar la recuperación que ahora tenemos que afrontar”.

Desde el inicio de la pandemia Turismo ha procedido a avanzar en la ejecución de su Plan, con acciones, entre otras, como los programas de actividades de LPA Estación (ofertado en hoteles y servicios turísticos de la ciudad, hasta en cuatro ediciones, para acercar estos recursos a su población) o poniendo en marcha un nuevo Sistema de Inteligencia Turística.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *