La sociedad Hotel Santa Catalina muestra su conformidad con la inversión realizada por Barceló

El consejo de administración toma razón del informe de seguimiento realizado sobre el compromiso de la concesionaria del hotel, cuya actuación final supera los 38 millones de euros

La sociedad aprueba su presupuesto para 2021 y comienza a actualizar los pagos por las concesiones del Santa Catalina y el Bodegón del Pueblo Canario

Consejo de administración de la sociedad Hotel Santa Catalina, celebrado este 26 de octubre de 2020.
Foto: Tony Hernández.

Las Palmas de Gran Canaria, lunes 26 de octubre de 2020.- Barceló ha cumplido con lo prometido. El consejo de administración de la sociedad municipal Hotel Santa Catalina, que preside el concejal de Turismo de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Quevedo, manifestó en su sesión de hoy lunes, 26 de octubre, su conformidad con el informe de seguimiento que avala el cumplimiento del compromiso adquirido por el concesionario del emblemático hotel: la firma Barceló. En otras palabras, se constata que sí se han completado las mejoras ofertadas para poner al día un inmueble inaugurado en 1890, y reconstruido en base al proyecto elaborado por Miguel Martín-Fernández de la Torre en 1949. Todo un icono del Turismo en la ciudad, y de la llamada arquitectura neocanaria.

Barceló invirtió finalmente la cantidad de 38,2 millones de euros en la renovación y actualización del hotel: una cifra aún mayor de la comprometida en actas inicialmente, y que se situaba en torno a los 36,5 millones. Quevedo indicó al termino de la sesión que “no cabe sino aplaudir el esfuerzo realizado por Barceló en el hotel, para actualizar el establecimiento, por encima incluso de los compromisos adquiridos inicialmente en la adjudicación de la concesión. La sociedad está satisfecha con el resultado”. Que no es otro que volver a poner en servicio un establecimiento alojativo emblemático, de indudable valor histórico y patrimonial y que se ha reformado respetando las líneas maestras marcadas en su momento por Miguel Martín-Fernández de la Torre.

Barceló, en efecto, fue el ganador designado en 2017 como nuevo responsable de la explotación del histórico hotel. tras el concurso público convocado al efecto por la sociedad municipal. El Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel, abrió sus puertas finalmente el pasado 4 de noviembre, tras un complejo periodo de rehabilitación del edificio y su actualización de acuerdo a las necesidades actuales del sector turístico.

El Ayuntamiento designó en el proceso a un responsable de seguimiento del contrato, el arquitecto Carlos Díaz, que este lunes presentó su informe final al consejo de administración. Según el mismo, Barceló ha cumplido la práctica totalidad de las mejoras y actuaciones comprometidas (decisivas en su oferta ganadora en el concurso), ampliando incluso la cantidad inicial reflejadas en las actas. Sólo algunas cuestiones menores han quedado pendientes, “todas ellas por causas plenamente justificadas”, explicó Quevedo.

Cuentas y actualización de la sociedad

Del mismo modo, el consejo de administración, celebrado en uno de los salones del propio hotel, procedió a la aprobación del presupuesto para 2021, que asciende a los 9.285.320 millones de euros, una cantidad similar a la del pasado ejercicio. Estas cuentas de 2020 se cerraron con una pérdida de 56.899 euros, debido a las circunstancias generadas por el confinamiento decretado tras el inicio de la crisis sanitaria de la COVID-19.

En ese periodo la sociedad dejó de ingresar el canon establecido para el Hotel y el Bodegón del Pueblo Canario, cuya gestión se adjudicó al Altamar Hotels & Resorts. Pedro Quevedo indicó que “estas cantidades se irán recuperando de forma progresiva, lógicamente, considerando la situación actual”. De hecho, Barceló ya ha comenzado a cumplir con sus compromisos desde su reapertura, el pasado 22 de junio. Y el Bodegón lo hará a partir del próximo mes.

Quevedo añadió, respecto a lo abordado en el consejo de administración, que con la contratación en julio del gerente, Luis Rodríguez Neyra, “la entidad ha ido actualizando, dimensionando y organizando su estructura como una sociedad perfectamente al día con todas sus obligaciones, incluidas las administrativas»

Entre los acuerdos adoptados en el consejo de este lunes se procedió a la renovación del comité de seguimiento del contrato suscrito con Barceló por el Hotel Santa Catalina, y la designación del gerente, Rodríguez Neyra, como responsable del seguimiento del contrato con Altamar Hotels & Resorts por el Bodegón del Pueblo Canario.