El complejo deportivo Julio Navarro estrena sus nuevas instalaciones

El presidente del Club Natación Las Palmas, Pedro Estévez, el concejal de Deportes Aridany Romero, el alcalde Augusto Hidalgo, Pilar Parejo y Pedro Quevedo, en la inauguración de las nuevas instalaciones del complejo deportivo Julio Navarro. Foto: Gerardo Ojeda.

Las obras han sido ejecutadas con financiación del grupo Barceló, según lo incluido en el pliego de condiciones elaborado por la sociedad municipal para la adjudicación del Hotel Santa Catalina

La reforma ha contemplado el traslado de la piscina semi-olímpica y un nuevo edificio de servicios, y permitirá que se amplíe la zona verde para uso común de todos los ciudadanos 

Las Palmas de Gran Canaria, 24 de septiembre de 2019.- El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Grupo Barceló han inaugurado este martes, 24 de septiembre, la nueva piscina Roque Díaz del complejo deportivo Julio Navarro, una vez han concluido las obras de transformación de las instalaciones para convertirse en un complejo deportivo más moderno y funcional, y que se incluyen dentro del marco de la rehabilitación del emblemático Hotel Santa Catalina, cuya gestión adjudicó la sociedad municipal Hotel Santa Catalina a la cadena hotelera. Dichos trabajos permitirán también ampliar la zona de espacios ajardinados para disfrute ciudadano del parque Doramas.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo y la directora de expansión del Grupo Barceló, Pilar Parejo, junto al Presidente del Club Natación Las Palmas, Pedro Estévez y los concejales de Empleo y Turismo, Pedro Quevedo, y de Deportes, Aridany Romero, asistieron a la inauguración del nuevo complejo deportivo que ha acometido la firma hotelera como parte de la oferta por la que obtuvo, mediante concurso público, la gestión del Hotel Santa Catalina.

“Esta actuación nos ha permitido ganar para uso público más de 1.300metros cuadrados que ocupaba la piscina semi-olímpica Roque Díaz, que se ha construido totalmente nueva y que se reubica en la zona superior del complejo deportivo”, recordó el alcalde, que también apuntó que la inversión prevista para la modernización de este complejo asciende a unos 2.650.000 euros.

Hidalgo destacó que este proyecto “es el perfecto ejemplo de la colaboración público-privada para mejorar las condiciones deportivas, de ocio y hoteleras de la ciudad”, porque hemos conseguido unas instalaciones deportivas de primer orden y al mismo tiempo, a la vez que se remodela el Hotel Santa Catalina, se gana espacio en el Parque para que lo disfruten todos los ciudadanos.

Las obras en el recinto deportivo han conllevado, además del traslado de la piscina Roque Díaz acercándola a la calle Emilio Ley, por encima de los actuales vestuarios, una profunda remodelación del edificio que va a albergar los diferentes servicios y la sede social del complejo deportivo.

Pilar Parejo destacó la colaboración del Ayuntamiento así como de los usuarios y del presidente del Club Natación Las Palmas, Pedro Estévez, para poder sacar adelante este proyecto. “Satisfechos de haber cumplido con el compromiso que habíamos adquirido, han quedado una instalaciones muy dignas, consecuencia de esa colaboración público-privada que hace que una sociedad avance. Todas mis palabras solo pueden ser de agradecimiento al Ayuntamiento, al alcalde, a los concejales y los técnicos municipales que nos han facilitado la labor en una obra tremendamente difícil que hoy es una realidad para el disfrute de los socios, que se lo merecen”. Barceló ha cumplido uno de sus compromisos, que era llevar a cabo estas obras y finalizarlas en el plazo previsto para que antes de la próxima Semana Santa estén los usuarios de este club disfrutando de estas nuevas y modernas instalaciones para la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria”, apuntó Parejo.

Pedro Estévez por su parte señaló que “para el club supone un nuevo hito y una posibilidad de reinventarse, el Club Natación Las Palmas antes era un club con unas instalaciones no acordes a su altura y a su calidad deportiva, y ahora tenemos unas instalaciones que nos van a hacer que nos superemos para que desde el punto de vista podamos estar a la altura de estas dependencias de primera que tenemos”.

Satisfacción por el cumplimiento del pliego 

Pedro Quevedo, presidente del consejo de administración de la sociedad municipal Hotel Santa Catalina, recordó que esta condición de recuperación y mejora de las instalaciones deportivas “era algo que se incluía en el pliego de condiciones del acuerdo con Barceló: una actuación necesaria también para el club deportivo, y desde la sociedad estamos muy satisfechos de que se haya cumplido el pliego y se haya avanzado en esta actuación. El hotel gana un espacio que también es de uso público y el Club Natación Las Palmas mejora los espacios que utiliza habitualmente, ahora mejores y modernos”.

La reforma, entre otras actuaciones, ha contemplado la construcción de una nueva piscina de 25 metros, en la parte superior del club, en sustitución de la antigua, en su parte baja. Esta última queda ahora como un espacio que mejora el entorno del hotel, y que también es de uso público, en el Parque Doramas

Quevedo, además, recordó la firma, el pasado mes de mayo, de un convenio de colaboración con el club, por el que la sociedad municipal Hotel Santa Catalina aporta un patrocinio de 30.000 euros, para apoyar a los equipos del Club Natación Las Palmas en los campeonatos nacionales, esto es, a sus formaciones de base y senior de natación artística, waterpolo y natación.

Quevedo indicó que la sociedad «no ha perdido el punto de vista de estar ante un entorno completo y complejo, no se trata sólo de reformar el Hote,l en su última fase de recuperación, o el Pueblo Canario, el remozado Bodegón abrirá el 3 de octubre, después de que la sociedad adjudicara su gestión a Altamar Hotels & Resorts. Esta piscina también forma parte de la intervención que gestionamos de la sociedad, y tampoco olvidamos que desarrolla un importante papel social y deportivo para la ciudad. De ahí», concluyó, «que nos hayamos esforzado para aprovechar el contexto, mejorar sus condiciones y garantizar lo mejor posible su futuro»

También Romero recordó que, gracias a esta intervención, renovamos totalmente la cara anterior de este complejo deportivo, que presentaba una cierta degradación, modernizando y mejorando tanto los servicios como las infraestructuras, “situando a unas instalaciones deportivas en el siglo XXI”, mejorando tanto la piscina como el local social y “contextualizando estas instalaciones con el entorno”.

El Instituto Municipal de Deportes (IMD) también ha participado en la transformación del complejo deportivo rehabilitando en su totalidad la otra piscina, en este caso la de 50 metros mediante una inversión de 70.000 euros. El edil de Deportes ha afirmado que además de la reforma de la piscina, el Consistorio continuará realizando actuaciones de mejora y modernización en las instalaciones acordes con la práctica deportiva que allí se realiza.

Nueva piscina Roque Díaz. Foto: Gerardo Ojeda.

Nueva distribución del complejo deportivo

Una vez concluya la reforma definitivamente, se va a disponer de un edificio de forma triangular de dos plantas, donde estarán ubicados los diferentes servicios y que a su vez será la sede social del complejo deportivo.

La planta alta cuenta con un acceso controlado y un bar cafeteria abierto con vistas sobre la bahía y sobre las dos piscinas que componen el complejo.

En la planta inferior, junto a la piscina existente, se ubican el lobby de acceso, la zona administrativa con los despachos y servicios, el gimnasio, tienda y varias salas polivalentes. Se han proyectado, así mismo, cuatro vestuarios, dos ya existentes para adultos (que se reformarán próximamente) y dos nuevos para uso infantil, con acceso directo y controlado a ambas piscinas.

Hay una zona técnica, donde se ubican almacenes y cuartos de maquinaria y servicio, con acceso directo e independiente desde el exterior. Se han ejecutado también diversos patios abiertos ubicados estratégicamente para iluminar y ventilar las diferentes dependencias.

Además, el proyecto propone la utilización de las cubiertas con la finalidad de incrementar las zonas de solarium.

En general, se ha logrado también una importante mejora de la accesibilidad al complejo deportivo, disponiendo de ascensores adaptados, rampas de acceso adaptadas, así como vestuarios y aseos adaptados para personas con discapacidad.