La empresa Altamar opta a la explotación del Bodegón del Pueblo Canario

Reforma del Pueblo Canario. Imagen tomada en octubre de 2018. Foto: Tony Hernández.

La sociedad del Hotel Santa Catalina avanza en el proceso de licitación con la oferta de la compañía para gestionar el servicio de restauración para los próximos siete años, prorrogables hasta diez

La mesa técnica de la sociedad abre el primer sobre de la oferta presentada en el procedimiento

Las Palmas de Gran Canaria, viernes 25 de enero de 2019-. La empresa Altamar (Central de Servicios Hoteleros de Puerto Rico) concurre a la licitación pública del Bodegón del Pueblo Canario, una vez cerrado el plazo para la presentación de ofertas en el procedimiento, el viernes 18 de enero a las 12:00 horas. La firma ha formalizado su oferta conforme al pliego de cláusulas del concurso, aprobado por el consejo de administración de la Sociedad Hotel Santa Catalina el pasado 26 de noviembre. En este viernes 25 de enero la mesa técnica de la sociedad ha procedido a la apertura del sobre A, con la declaración responsable del licitante sobre el cumplimiento de los requisitos para poder concurrir al concurso. Dicho órgano procederá e las próximas semanas a la apertura de los sobre B (con la propuesta técnica) y C (con la oferta económica), antes de decidir sobre la adjudicación final.

De esta forma continúa avanzando el proceso de remodelación, actualización y reforma del conjunto conformado por el Hotel Santa Catalina (cuya explotación se adjudicó a Barceló en 2017) y el complejo arquitectónico diseñado por los hermanos Néstor y Miguel Martín-Fernández de la Torre.

El pliego plantea una puntuación del 60% para la propuesta económica (formulado en base al correspondiente informe elaborado al efecto), que partirá de un arrendamiento de 90.000 euros anuales, y un 40% la propuesta técnica.

En lo que atañe a ésta, la explotación del Bodegón del Pueblo Canario deberá realizarse por la arrendataria de acuerdo a los estándares y parámetros de  máxima calidad tanto en el mobiliario, servicio así como en los productos que se utilicen para los servicios de restauración, bar y cafetería, bajo criterios de eficacia y eficiencia, con la máxima diligencia y profesionalidad, y en cumplimiento de la documentación contractual, de conformidad con su buen saber y entender derivados de su reconocida experiencia y prestigio en el sector. El grueso de la carta del establecimiento deberá ofrecer comida canaria conforme a los cánones tradicionales y las nuevas tendencias.

El contrato de adjudicación del Bodegón del Pueblo Canario tendrá una vigencia de siete años, prorrogable hasta un máximo de diez. Se deberá garantizar, asimismo, que el Bodegón del Pueblo Canario permanezca abierto al público a lo largo de todo el año, salvo causas de fuerza mayor o autorización expresa por parte de la sociedad municipal Hotel Santa Catalina S.A.

Un comité de valoración, formado por expertos en la obra de Miguel y Néstor Martín-Fernández de la Torre y en patrimonio, además de profesionales en el sector gastronómico y de la restauración son los encargados de evaluar la propuesta presentada. Algo que ya acordó el consejo de administración de la sociedad del Hotel Santa Catalina el pasado mes de noviembre.