El Ayuntamiento afronta la rehabilitación del Pueblo Canario para acabar con la situación de deterioro de este Bien de Interés Cultural

La rehabilitación comenzará en los próximos meses con el arreglo de los techos y las azoteas para garantizar la intervención en el Bodegón y en el resto de locales del conjunto histórico

El concejal de Turismo, Pedro Quevedo, informó al Consejo de Administración del Hotel Santa Catalina que la rehabilitación se hará con recursos públicos y se  garantizará una intervención respetuosa con la idea original de los hermanos Martín Fernández de la Torre

Las Palmas de Gran Canaria, lunes 30 de enero de 2017.- La reparación de las cubiertas del Pueblo Canario, la primera fase del plan de rehabilitación de este Bien de Interés Cultural de Las Palmas de Gran Canaria, estarán finalizadas en el segundo semestre de 2017. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria invertirá 563.000 euros, el Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), para dejar a punto los techos y las azoteas del conjunto arquitectónico, antes de iniciar la segunda parte del proyecto, la reforma del Bodegón.

Así lo ha explicado el concejal de Turismo, Pedro Quevedo, a los miembros del Consejo de Administración del Hotel Santa Catalina, que esta mañana han visitado las instalaciones del conjunto histórico, acompañados por la concejala de Presidencia, Seguridad y Cultura, Encarna Galván, para conocer de primera mano su estado actual.

Quevedo explicó que los trabajos se afrontarán “con recursos públicos y se  garantizará una intervención respetuosa con un espacio de un valor histórico, arquitectónico y cultural fundamental para la ciudad. Queremos ser rigurosos con la recuperación de la idea original del conjunto que idearon Néstor y Miguel Martín Fernández de la Torre, con los elementos de modernidad necesarios”.

El concejal apuntó que la Sociedad del Hotel Santa Catalina “ha entendido que debemos empezar y tener resuelto el estado de las cubiertas antes de afrontar el resto de la rehabilitación”. En este sentido, añadió que el Ayuntamiento conservará todos los elementos originales, como las tejas. “Empezaremos con pruebas de estanqueidad y carga y se eliminarán todos los elementos no necesarios de las azoteas, como bidones, tuberías y cables”.

Quevedo apuntó que el grave deterioro del Pueblo Canario se debe «a la desidia y abandono que, sobre este espacio, ejerció el gobierno anterior del partido popular y añadió que su recuperación es una prioridad para el actual grupo de gobierno. Esperamos que en 2018 el Bodegón esté abierto a pleno rendimiento y nos podemos sentir orgullosos de haber recuperado una parte muy importante de nuestro patrimonio”.

El edil recordó que será la Sociedad Hotel Santa Catalina la encargada de gestionar y mantener en perfecto estado las instalaciones del Pueblo Canario una vez haya terminado su rehabilitación, garantizando de esta forma que este espacio emblemático del turismo de la ciudad mantenga su carácter público y singular.